Tratamientos y drogas

hand_and_pills_clip_artLa difteria es una enfermedad grave, y los médicos la tratarán de inmediato y agresivamente con estos medicamentos:

Una antitoxina. Cuando los médicos confirman el diagnóstico preliminar de la difteria, el niño infectado, o adulto, recibe una antitoxina. La antitoxina, se inyecta en una vena o músculo y neutraliza la toxina de la difteria que ya está circulando en el cuerpo. Antes de administrar la antitoxina, los médicos pueden realizar pruebas de alergia en la piel, para asegurarse de que la persona infectada no posea una alergia a la antitoxina. Las personas alérgicas deben primero ser insensibles a la antitoxina, los médicos logran esto administrándoles inicialmente pequeñas dosis de la antitoxina, y luego aumentando gradualmente la dosis.

Antibióticos. La difteria también se trata con antibióticos, tales como penicilina o eritromicina. Los antibióticos ayudan a eliminar las bacterias en el cuerpo, y al esclarecimiento de las infecciones. Los antibióticos reducen a unos pocos días la longitud de tiempo que una persona con difteria es contagiosa.

Los niños y adultos con difteria necesitan, a menudo, permanecer en el hospital para recibir tratamiento. Pueden ser aislados en una unidad de cuidados intensivos, debido a que la difteria se puede propagar fácilmente a cualquier persona no inmunizada contra la enfermedad.
Los médicos pueden eliminar parte de la cubierta gruesa y gris en la garganta, si esta obstruye la respiración.

Tratamientos preventivos

Si has estado expuesto a una persona infectada con difteria, deberá ver a un médico que realice la prueba y le prescriba el posible tratamiento. Su médico le puede dar una receta de antibióticos para ayudar a prevenir el desarrollo de la enfermedad, también puede necesitar una dosis de refuerzo de la vacuna contra la difteria.

Los médicos tratan a las personas portadores de difteria con antibióticos, para limpiar sus sistemas de bacterias, también.